lunes, junio 30, 2008

#206. Con Licencia Para Perderme.

Get Smart 86. 2008

"Hoy es el día más feliz de mi vida"

Director: Peter Segal (50 First Dates)
con Steve Carell (Virgen a los 40), Anne Hathaway (El Diablo viste a la Moda), Dwayne Johnson (La Roca) y Alan Arkin (Ganador del Oscar por Little Miss Sunshine).

4/5 Sables de Luz.

*******

Primero que nada quiero agradecerles a tod@s por sus comentarios, enlaces, premios y nominaciones que me hicieron llegar en el post anterior. Me contenta reconocer que Gracias al incentivo que recibo en cada una de sus visitas, este espacio tiene muchísimo camino por recorrer.

Saludos y Gracias a tod@s.



*******

Recuerdo los domingo cuando era niña en ocasiones cuando algún desconocido llegaba hasta la acera donde estábamos sentados mis amigos y yo, preguntando por ejemplo donde quedaba la calle 5, nosotros que estando sentados y perfectamente bien ubicados sobre la misma calle 5, mandábamos al extremo de la urbanización a ese desconocido, era tan buena la explicación sobre cómo llegar a la supuesta calle que nadie se atrevia a dudar o reirse, por supuesto, cuando veíamos de nuevo ese carro salíamos corriendo a nuestras casas. Viviendo aquí y "queriendolo o no" eso mismo ha hecho con nosotros más de un mexicano cada vez que pedimos alguna dirección.
La moraleja aprendida: usar correctamente el mapa del DF para no preguntar.
En todo caso mi medidor de adaptabilidad a ésta ciudad lo determiné el día que mi Kuki y yo salimos con nuestro primer auto y nos perdimos un buen rato tratando de llegar al aeropuerto Benito Juárez, pasamos la misma salida varias veces, llegamos por error a Cuernavaca y nos quedamos en una mega-tranca 2horas, no todas nuestras perdidas han sido infructuosas, hemos conocido más del DF estando perdidos que sabiendo donde estamos, igual asumimos que así iba a ocurrir si no aprendíamos a ubicarnos y reconocer los "caminos verdes", no ha sido necesario un GPS, con mi Kuki es suficiente, igual me dije a mi misma que cuando quisiera agarrar el carro "sola" y salir a perderme "sola" sin estrés ni teléfono para avisar que estaba extraviada e iba a llegar dos horas tarde pues ese día sabría con seguridad que estaría lista para enfrentar los retos de la Ciudad de México no tanto por las bien ubicadas señales de transito que no se respetan sino mas bien aprender lo más básico: 1ero: para qué sirven y cómo funcionan las mordidas, 2do: controlarme cuando me rebasen por la derecha a 130 km/h en plena Av. Reforma porque los autos con motores 3.4v hacen constante honor a la estupidez e irresponsabilidad y 3ero: saber ubicarse en poco tiempo sin preguntarle a nadie. Caso contrario ocurre (ía) en Venezuela, el proceso para sacarse una licencia de conducir, más que difícil es arrecho, para algunos es posible esquivar tal proceso por medio de una "mojadita de mano" a los encargados, para otros que supongo son mayoría, simplemente es una cuestión de sentido común saber que van al volante con una licencia bien merecida. Lo cierto el domingo pasado después de varios intentos infructuosos para sacarme la licencia en esta ciudad, ya la tengo conmigo, los impedimentos realmente no fueron con respecto a incapacidad de mi parte, aquí resulta más importante llevar un comprobante de domicilio y una identificación oficial, las preguntas de rigor sobre las señales de transito no existen, saber y demostrarle a un instructor cómo estacionarse en tres movimientos es nulo, si manejo bien o no eso no es importante, si tengo carro o no pues menos, si puedo comprobar que conduzco de forma prudente tampoco importa, no hay un examen de manejo, no hay nada que avale legalmente que tengo condiciones para estar frente al volante en esta selva de concreto, simplemente se pagan alrededor de 50 dolares, la espera no pasa de 10 minutos y listo, es como si aquí si fuese cierto aquello de "te sacaste la licencia en una caja de jabón". Ahora entiendo el verdadero por qué la gran mayoría de las personas en ésta ciudad conducen como lo hacen, no tengo intención de volverme agresiva, aprender otras groserías ni usar de más la señal de costumbre (el dedo medio extendido de la mano que mantenga desocupada) ni mucho menos ser irresponsable al volante porque en ésta ciudad si que abundan...

******

"Lo más difícil al aprender a conducir es estar pendiente de la imprudencia de los demás"
Daniel E. Hernández.

******

¿Que paso Trimardito?
Tu espacio tan vacio No Me Lo Calo.

4 comentarios:

AnGe!... dijo...

Amiga totalmente cierto, yo hasta le digo a mi mamá que quién no es grosero aprende a serlo manejando! Jejejeje!!!

Pero me encanta manejar! Con una buena musiquita por supuesto!

Suerte el el Top 100-blogs!! Besitos!

Cordelia dijo...

A mi me encnata manejar!! Y no soy muy buena que digamos!! PArezco viejita a solo 10 km jejeje en plena autopista! Perooooo! Lo disfruto!!

Con los imprudentes a mi lado bueh! Cualquiera aprende a manejar perfecto! ;)

Besitos miga!

Isthar dijo...

Yo he visto, hasta a las personas más sensatas y tranquilas del mundo volverse irresponsables, gritones y temerarios con un volante entre las manos. Dicen que es cuestión de tiempo , que es porque los demás conducen muy mal, pero a mi me suena a excusa para ser como el resto.

No sé como seré yo si algún día decido sacarme el carnet, pero espero ser capaz de mantener la prudencia que me caracteriza, y algo me dice que así será (o eso espero)

Tú intenta seguir siendo tú misma, que para ser como todos ya hay demasiados :)

Un abrazo enormeeeeeeeeeeeeeeeee

alejandra_writer dijo...

Bien por ti y tu licencia!