viernes, octubre 17, 2008

#230. Cíclico.

Desde niña conservo una fascinación por la Luna, los Amaneceres, las Estrellas, las Constelaciones, el Sol y más específicamente por los Atardeceres, ya de grande me encanta congelar esa transición donde la luz del día se va y aún no llega la noche, donde nada está escrito, donde el cielo aprovecha su tamaño para volverse un inmenso lienzo, los últimos rayos del sol se despiden y con ellos todo se vuelve un degrade de colores festivos para pintar un hermoso e inolvidable paisaje que dura tan poco. Estoy empeñada ese capturar ese momento porque no sé si será igual de bello al día siguiente, es como si olvidara que el sol volverá a salir y en ocasiones se despide con un poema visual tan impresionante que simplemente no puedo ignorar. Creo que un pintor no puede hacer el mismo cuadro dos veces para que queden iguales, así son los atardeceres, no hay dos que se parezcan en ningún lugar del mundo en los 365 días del año.

(blogger no me dejó subir todas las fotos, para ver el resto pulsa aquí)

6 comentarios:

Laura dijo...

Bueno la fascinación por las estrellas la compartímos, me encanta ver el mar y las esrellas allí en ese cielo oscuro pero bonito. Una vez tuve la oportunidad de ver uno así de hermoso en Margarita y quedé maravillada.

Un abrazo

CLEO dijo...

Es tan bella, la noche...
Son tan bellos los días...
Amo esa camarita, capaz de captar esos momentos que nos brinda la naturaleza...
Besitos...

Martha Colmenares dijo...

Me ha encantado conocer tu blog, está estupendo.
Mis saludos desde Venezuela

Ursus Andinus dijo...

Super chévere conocer tu blog...

Me encanta esos momentos que acá coloquialmente le dicen: "la hora de las brujas", el amanecer y el atardecer.

Yo disfruto de cada amanecer que lo veo mientras pedaleo en la bici, y noto el cambio del negro cielo y las luminarias dando destellos amarillos sobre el asfalto hasta el celeste del cielo, pasando por el azul oscuro y de ahí el naranja encendido del amanecer...

Me gusta fotografiar esos momentos cuando tengo la cámara.... además de las luces en la noche...

Muy buen post, un abrazo desde la linea equinoccial

Dabart dijo...

Los atardeceres son especiales... Mas aun son los amaneceres pues son menos "accesibles", y cuando observas uno se respira un aire de paz, de inicio, de esperanza, una vibra unica que no se vive en el atardecer...
He visto amaneceres y atardeceres que quedaran por siempre grabados en mi mente, He visto tonalidades del rosado al rojo, del amarillo al naranja en lugares unicos...
Bellisimo post Carola, te visito casi con la frecuencia del cometa halley, pero cada vez que vengo me encuentro con algo lindo... Gracias
Un besote y un abrazo inmenso

Beeril dijo...

Hola!

Hace tiempo que no paso por aquí, y lo siento,pero ahora desde mi blog he hecho enlace al tuyo, simplemente porque me parece interesante y quiero que la gente que pueda leerme a mí, se pase por aquí también.

Así aprovecho yo también para visitarte cada vez que publiques algo nuevo, sí?

Por cierto, yo también admiromucho la belleza de la luna.

Saludos!