sábado, junio 20, 2009

Soledad.


Ríe, y el mundo reirá contigo,
LLora, y lo harás en soledad.
La tierra sombría debe tomar prestada su alegría,
Porque tiene mucho que soportar.
Canta, y las colinas te responderán,
Suspira, y perderá en el aire tu suspiro.
Los ecos vocean sonidos que alegran,
Pero se acallan cuando se oye un quejido.

Alégrate, y los hombres te buscarán,
Apénate, y darán la media vuelta,
Todos querrán merecer parte de tu placer,
Pero siempre rechazarán tu pena.
Sé feliz, y tendras muchos amigos,
Ten una desgracia, y todos se perderán de tu vista,
No habrá amigo que rechace tu vino,
Pero la hiel de la vida tendrás que beber a solas.

Da festines, y abarrotarán tus salones,
Haz ayuno, y el mundo de largo pasará.
Triunfa, comparte tu éxito y sal adeltante,
Pero nadie te ayudara en la hora mortal.

Hay lugar en los salones del placer
Para una comitiva larga y señorial,
Pero de uno en uno esperamos nuestro turno
Por los estrechos pasadizos del pesar.


Ella Wheeler Wilcox.

*****

A veces perseveramos con la ayuda de amigos y seres queridos.
A veces tenemos que hacerlo solos. Este poema expresa una cruda verdad que debemos aceptar: es más difícil compartir el dolor que la alegría.
Sin embargo, si conseguimos sobrevivir al dolor sin quejarnos demasiado, encontraremos más compañia a lo largo del camino.

No hay comentarios.: