sábado, junio 06, 2009

UP 2009.

Up no es una cinta animada para niños, no, para nada, eso lo entendí con Finding Nemo 2003 donde la libertad e independencia "prudencial" no es otorgada por muchos padres hacia sus hijos, es donde toman lugar estas producciones hollywoodenses quienes de cierta forma propician estas charlas sobre este y otros temas"familiares" por medio de esta clase de películas animadas, ya que su explicación es menos tediosas.
A grandes rasgos sucede con un señor mayor quien tiene la constante presión para vender o desalojar su casa, ya que no quiere entrar en un asilo para ancianos  decide amarrar muchísimo globos a la chimenea de su hogar para despegar y llegar a ese lugar espectacular El Salto Angel que su esposa quiso visitar desde que ambos se conocieron a los 6 años de edad pero que por diversos motivos no pudo llevar a cabo tales planes. Aunque el nombre de Venezuela aparece en numerosas ocasiones como lugar de referencia, entiéndase "SI EXISTE", resulta creíble la poca cultura de algunas personas quienes insistían en afirmar que esa catarata estaba en: Colorado, U.S.A, en Cancún, en algún país del continente africano ó como película al fin ese lugar había sido recreado para tales fines, pero la idea de que esa caída de agua tan imponente y real exista es ilógica, incluso los más inocentes pueden llegar a creer con mucha facilidad en una historia falsa sobre el origen de nuestra catarata porque es la forma como se tergiversa o desarrolla la trama original. Por primera vez en mucho tiempo quise salirme del cine por la súper-mega-asistencia, aquello parecía una sala de chat, teléfonos encendidos y repicando, largas conversaciones, citas concretas con día y hora exacta, refrescos y palomitas volando, niños haciendo una especie de rutina de ejercicios en sus asientos, piso y escaleras, gente parándose y obstruyendo la vista, por todo lo anterior  fue casi imposible permanecer inmutable por el tamaño de la pantalla: Jumbo. Lamente que mis ganas de estornudar no hicieran acto de presencia para haber asustado a mas de un maleducado pero con el virus de la influenza y las normas para evitar su propagación aún están presente en lugares públicos fue fácil suponer que era a mi a quien iban a sacar del cine.  Después de lograr permanecer en mi asiento sin salir disparada al final se entiende el mensaje claramente: haz por ti y tus seres querido todo lo que sea necesario porque esta vida es una sola, muy corta además para vivir postergando la felicidad. Eso hay que jurarlo haciendo una cruz en el corazón.

****

4/5 Sables de Luz.

No hay comentarios.: