lunes, julio 06, 2009

Dos Historias en Dos Crisis.

Public Enemies 2009

"Me gusta el beisbol, el cine, la ropa fina, los autos rápidos y tu".
John Dillinger


Que conste, ya la crisis paso en esta ciudad o por lo menos en lo que a entretenimiento se refiere si últimamente cuando llego a la entrada del cine me quedo perpleja de ver cómo en muchas ocasiones he sido la primera o única persona en la fila de invitado especial ahora si me descuido podría ser la décima persona o más en la misma formación. Hay que reconocer que los estrenos en esta temporada tienen lo suyo, solo que ahora entre todas las opciones para salir, ir al cine sigue siendo la más económica y es obvia la razón si la sala tuvo un lleno completo en menos de 10 minutos, y cuando digo completo es hasta los asientos mas cercanos a la pantalla. La historia a pesar de ser lenta, larga y un poco tediosa, logra captar la atención por uno de sus personajes interpretado por Jonny Depp, me refiero a John Dillinger. Ese hombre realmente existió y su historia comienza a ser contada a partir de los años de La Gran Depresión. Si bien las actuaciones son al extremo buenas, Jonny Depp, Marion Cotillard y Crhistian Bale y los efectos de sonidos cumplieron su cometido (pero no me dejaron sorda), el desarrollo se centra en ese personaje que en aquella época, justo con sus amigos, increiblemente lograban salirse con la suya cada vez que se juntaban para realizar lo que mejor sabían hacer: robar bancos en un tiempo en el que el dinero escaseaba.
La cinta en ocasiones me pareció "educativa, aleccionadora" y envia un claro mensaje para quien quiera convertirse en asaltador de bancos, considerando la actual crisis económica, ya que con apenas 4 años de diferencia, 1934, desde que se cuenta la historia del asaltador de bancos más buscado de la historia, John Dillinger, en 1938 nace otro estafador también por cuyas inmensas estafas bancarias la justicia norteamericana lo condenó recientemente a 150 años de prisión o lo que es lo mismo, mas de dos vidas en la cárcel sin derecho a pataleo: Bernard Madoff.

Aunque ambos estafadores nacieron en el siglo pasado, sus acciones serán recordadas por estar enmarcadas en dos períodos de crisis: mientras que Dilliger siendo joven cometía sus estafas con sus amigos y se repatían el fruto del "trabajo" sin ninguna pena o arrepentimiento sobre víctimas inocentes que cargar sobre sus hombros, Madoff a sus casi 70 años hizo todo solo, sin ayuda, sin usar una sola bala y arrastrando a muchas personas inocentes en las pérdidas económicas pero al querer hacer exactamente lo mismo, robar, ninguno de los dos pudieron escapar ilesos de sus fechorías. La ley que fue creada en su momento para atrapar y juzgar a Dillinger y que no sirvió, es la misma que pudo poner tras las rejas a Madoff 75 años después.

*****

5/5 Sables de Luz.

No hay comentarios.: