lunes, julio 19, 2010

Rompiendo Fuente.

Marian?
Ella es especial...
Su nombre ahora se escribe Maryann.
Su llegada a este plano fue motivo de alegría ya que el mismo día del acto de grado de sus hermanos mayores, un 18 de julio, recibimos de regalo una linda muñequita morenita de carne y hueso que había que entre muchas cosas, hacerle el tetero cuidar, andar detrás de ella, cuidarle las rodillas, eventualmente hubo que llevarla al kinder, a la escuela, llevarle el desayuno, jugar con ella y cuando así era necesario había que cerrarle la boca para que con sus cantos y gritos tradicionales no despertara a nuestro papá, a quien le cantaba canciones con el cuatro cada noche, si, porque aprendió a tocar música venezolana, seguramente ni se acuerde que destrozó el primer instrumento que tuvimos.

Era un poema verle la cara ya que de chiquita se le hacía hoyitos en sus cacheticos, tenia escaso cabellito y se le enrollaba, sus manos son suaves, tiene dedos largos y unas piernas envidiables, fue la única de nosotros que tuvo su propia bicicleta con rueditas, donde bastantes aventuras nos lanzamos Constanza, ella y yo.

Así ha sido ella, especial, llevo sus novios y pretendientes a la casa mucho antes que sus hermanas mayores, era raro que le cayera mal a alguien, aprendió a fumar en el liceo, me toco inscribirla en la universidad que la graduó de periodista, en su momento y sin ser mayor de edad fue la compañera perfecta de rumbas, discotecas, y amaneceres gaiteros, ha sido amiguera, tanto que es amiga hasta de los ex-novios de sus hermanas. Es la única cliente que he tenido y le podía hacer un vestido en una hora y así paso una hora antes cuando recibió su titulo universitario. Podía comerse par de arepas bien resueltas a las tres de la mañana o medio perro caliente bien frío a la mañana siguiente de una fiesta solo compartido conmigo.

Los mejores recuerdos que tengo de ella son precisamente de sus cumpleaños, las mejores fiestas de cumpleaños que hubo en la 315 de los Samanes las armaba Marian en un dos por tres, ese día llovia mucha cerveza y amigos de la infancia, vecinos, compañeros de escuela, liceo, universidad, nadie sabía donde quedaba la 315 hasta que Maryann cumplía años, no recuerdo tantas caras en aquella casa que cuando ella comenzaba a organizar un mes antes y así ha sido siempre, eran unos reventones de amanecer y seguir la rumba como si la mañana fuese su mejor momento, claro, mi mamá rompió fuente la mañana que nació. Es la última de media docena de hermanos, la última de 5 hermanas.

Ella es espontánea, atrevida, una persona muy sensible, digna representante de su signo Cancer, de espíritu alegre y aventurero, casi recorre Venezuela entera en su afán de un mejor trabajo, una de las pocas veces que la he visto llorando fue abrazada junto a mi, tiene el poder de cambiar las cosas materiales, incluso el cabello liso que mantiene. Cariñosamente es llamada de muchas formas, la que mas me gusta Negrita Mía, si porque si alguien se atreve a llamarla Negra, pero de forma despectiva por su color de piel, ella sabe que primero y desde siempre ha sido Negrita de cariños y amor que le tenemos los que verdaderamente la conocemos.

Como hermanas al fin hemos peleado pero es imposible mantenerle la cara larga durante mucho tiempo, su sonrisa es tan contagiosa como sus carcajadas, con ella los 5 sentidos cambian, de hecho, puedo cerrar los ojos y casi la escucho reirse a mas no poder. Se que es así.
Con ella se viven muchas cosas, sobretodo a vivir en el presente, Marian perdona con facilidad pero ni olvida ni aprende y aún así no es rencorosa ni acomplejada, para nada, tiene una sonrisa magnética y lo que más me gusta de ella es que es mi hermana, no tiene que esforzarce para que yo la quiera, creo que he aprendido a quererla y respetarla aún más en los momentos de equivocaciones y errores que es cuando más cerca he estado de ella aunque ella haya querido darme una patada por mi trasero.

Hoy que Dios ha querido que comparta con su familia y con todos sus amigos su cumpleaños numero 30, Maryann mira hacia cielo, he soltado un globo amarillo desde aquí y lleva con el solo mis deseos de muchas mañanas de alegrías, tardes de sol, noches de felicidad, madrugadas de descanso y una vida entera de salud. Si lo ves llegar por favor abrazalo rápido antes de que te des cuenta que no hay regalos, solo te mande una Vía Láctea de abrazos de esos que aprietan una eternidad.
Espero que hoy me tengas tan presente como te he tenido yo en mi corazón cada segundo, cada instante.
Sigue estando un anillo metido en una vela encendida pidiendo por nuestra eterna felicidad.
Dios te bendiga Hermana.

Y para no hacer tan largo ni corta venas éste tu CV personal tengo una frase especial que he dejado para el final.

Mas feliz que Maryann comiendo de su propio pupu cuando tenía 9 meses de nacida.

****
CarolinaHL.
Mexico DF-Domingo 18 de Julio de 2010.

1 comentario:

Maryann dijo...

demasiado bello pues!! clasro si me lo escribiero a mi jajaja te amo hermana!"!! cada vez que lo leo lloro!!! thanks!!