sábado, junio 11, 2011

Absceso de Porquería.

En verdad no hay que ser ciego para no darse cuenta de los hechos tan evidentes que acompañan a la realidad diaria del venezolano. Desde que tengo uso de razón muchos profesionales, sobretodo médicos y enfermeras de mi país tienen como costumbre salir la calle a reclamarle al gobierno de turno entre tantas cosas, mejoras salariales y mejores hospitales. Y digo desde que tengo uso de razón porque así lo hicieron los médicos durante los gobiernos de AD y Copei. Pero que cosa tan deprimente y decepcionante mirar como hasta hace poco el régimen de turno regala a Honduras no recuerdo cuantos millones de dólares para un hospital sabiendo de la necesidad y del problema tan publico con respecto a los hospitales venezolanos.

Podría quedarme aquí enumerando la cantidad de casos que como este solo nos muestran la constante, el modus operandi pues, el régimen actúa de la peor forma al hacerse (de nuevo) la vista gorda sobre la situación hospitalaria y lo mas grave es que no tiene interés en mejorarla, o sea, este régimen no puede seguir comparando su gestión en términos de mejoría con Ad o Copei si actualmente el dictador no hace nada, bueno, si, aceptar también su ineptitud en esta materia al irse a Cuba a operarse un absceso pélvico, si el presidente de un país busca atención medica en otro país, donde queda la situación actual de los hospitales venezolanos? Como sea, busque información sobre el termino en cuestión, absceso pélvico y lo que pude entender llevando la interpretación a otro nivel es que el dictador venezolano padece en su propio cuerpo una Expropiación, si, una expropiación por la que él mismo no da respuesta a nadie, por la que muchas empresas ni se les ocurre invertir en el país y muchas otras emigraron hacia otras naciones buscando libertades económicas, por las que muchos venezolanos se quedan sin tierras porque así lo decide el dictador, expropiarlas para luego no darles el debido uso. Como decía, eso fue lo que entendí de lo que significa un absceso, un ente extraño que pretende anidar y quedarse con lo que no le pertenece pero que el cuerpo humano con suficientes defensas es capaz de acabar, cuesta, si pero el cuerpo logra aniquilar lo que no le sirve y lo que no sirve se bota.

Escribiendo de mejor forma, creo que Venezuela tiene un absceso en la presidencia, pero no pélvico, sino un absceso de porquería que en 12 años ha tenido demasiadas oportunidades para llamarlo así, porquería pero ahí están, los médicos, los profesionales, los estudiantes
medicando al país para ver a Venezuela sana, por dentro y desde aquí, desde afuera porque ya voy a poder botar la porquería desde aquí,
voy a Votar en México.

Que vas a hacer tu para acabar con este absceso de porquería?

1 comentario:

Carola dijo...

Y que se ofenda el que se quiera ofender, pero las cosas se llaman por su nombre, porquería.