jueves, marzo 29, 2012

Dios no canta en primavera.

Estoy empezando a creer que los días de sol en primavera se esfumaron de esta ciudad, hicieron maletas y no van a regresar.

Mi nariz me avisa que el clima va a cambiar y antes que comience la lluvia la humedad del ambiente me hace estornudar.

Tengo la sensación térmica del calor de 24 grados pero la lluvia enfría todo tan rápido que no pasan horas, son los minutos los que traen cargadas de agua a las nubes y el granizo encierra el paisaje como si fuese a nevar.

No sé lo que le pasan a los días, se transforman, viene el sol, se esconde, qué clima tan bipolar.

Son casi las 4 de la tarde en esta inmensa ciudad y parecen las 8 de la noche de lo oscuro que está.

Será que cuando Dios parpadea salen rayos de sus ojos? Y cuando habla salen truenos de su boca?
Si es así, Dios prefiero que cantes aunque sea en Primavera.

No hay comentarios.: