viernes, abril 27, 2012

Feliz Día Niños.


Pocos hijos, para pegarles mucho :)

Hay niños para todo: tiernos y sensibles, capaces de llenar una vida con sus sonrisas; inteligentes, dulces o deslumbrantemente sensibles. Los hay también quienes harían la delicia de Herodes. Las historias de esta columna son del último tipo: niños capaces de hacer tanto daño que nadie lo creería.

Hace mucho tiempo era de esas personas que van por el mundo evitando a los infantes. Creía que la máxima: ”Hijos, sólo propios o disecados”, era palabra de Dios. Claro, me gustaba Disney y las películas de animación. Coleccionaba muñecas y casas de muñecas. Devoraba postres y dulces… hasta que entendía que YO MISMA ESTABA CONVERTIDA EN UNA NIÑA.Y cómo buena niña NO QUERÍA COMPETENCIA ALREDEDOR. Cuando enfrenté esto, parí. Ahora tengo con quien compartir la fiestas, los dulces, las muñecas (que me ha dejado desgreñadas y encuera-das) y hasta al ratón Miguelito.

Cuando Adélie me cuenta lo sucedido en su escuelita me asombra el hecho de que a tierna edad, los chamaquitos puedan verbalizar absoluta-mente todo: que si les gusta fulanito, que si sutanita se echó un pedo o que si el peinado de la tía es simplemente ridículo. Tal vez por esa razón nos parecen crueles. Quién sabe con cuánta mala leche lo hagan, pero la mayoría de las veces simplemente es falta de elementos protocolarios y prejuicios. Ahora bien, ¿qué pasa por la mente de los niños que han cometido verdaderas atrocidades? ¿Será pura inconciencia al creer que los monitos se levantan una y mil veces antes del GAME OVER? ¿O en verdad los genes influyen como asegura la neurocientífica Feggy Ostrosky?

Hoy recorremos los renglones torcidos de Dios repasando la vida y aberraciones de unos pequeños que emanaban maldad pura. Uno de éstos es, sin duda, Cayetano Santos Godino, EL PETISO OREJUDO. Asesino serial por valía propia y desde niño mostró dotes para ello. Torturaba a pequeños pajarillos que guardaba momificados en una caja de zapatos debajo de su cama. Nacido en 1896 de una exageradamente numerosa familia de madre muy cansada y padre alcohólico maltratador, ninguno de ellos tenía fuerzas para lidiar con un niño más, mucho menos con uno de la talla del orejudo.

El primer intento con humanos lo comete a los siete años, en un lote baldío golpeando a un pequeño de dos. Un hombre que pasaba los llevó a ambos a la comisaría sin pasar a mayores. De hecho, engañó a la desolada madre del pequeño diciéndole que él le había salvado de las manos de un extraño en el terreno aquel. La mujer le quedó eternamente agradecida al Petiso, a quien siempre que pudo alimentó con singular alegría.
El segundo intento fallido fue una nena de 18 meses a la que golpeó en repetidas ocasiones con una piedra. Un policía lo detuvo a tiempo y aunque pisó la cárcel, lo soltaron por su cortísima edad. La tercera fue la vencida y lo intentó nuevamente con otra chiquilla de 18 meses, a quien después de golpear, la enterró viva. A los 10 años de edad, se había convertido en un masturbador compulsivo y un malportado. Nadie sabía qué hacer con él. Algunos especialistas han descubierto ahora que el jovencito padecía sífilis contagiada por su padre y que esto le detonó la locura a tan temprana edad. Su propio progenitor lo entregó en el tribunal para menores, pero salía al poco tiempo mucho más enfurecido que antes.

En otra ocasión, trató de ahogar a un niño mientras que a otro le quemó los párpados con un cigarrillo. Ahí sí vio la sombra. Pero eso no le detuvo su carrera de asesino y pirómano la cual siguió su curso. Hasta que le echaron el guante cuando mató a uno y le clavó la frente. El petiso murió de una golpiza en la cárcel de Usuaia.

LO QUE CALIENTA
Joshua Phillips mató a puñaladas a una vecinita de ocho años. Escondió bajo la cama el cuerpo y la madre sólo lo descubrió hasta que se preguntó qué olía tan mal en el cuarto de su hijo. Hasta parece caso de Bas Bas.
Willie Bosket. De púber cometió más de dos mil crímenes en Nueva York. A casi todos los apuñalaba, pero después de cometer su primer ase--sinato sí lo entambaron. A los cinco años salió y regresó para nunca más volver a ser libre.
Piedad, una chica española de 12 años, envenenó a cinco de sus hermanos porque no quería tener que cuidar de ellos ni hacer labores en casa. Dijo ”que sólo quería jugar y ser una niña normal”.

ARRIBA
Maravilloso el documental de Michael Moore, Bowling for Columbine, que aborda los detalles más escabrosos de la matanza cometida por los jovencitos Eric Harris y Dylan Klebold. Amén de investigar de dónde viene el amor de los gringos por las armas de fuego.

ABAJO
Un niño saudí de cuatro años mató a su padre por no comprarle la consola PlayStation que le había pedido. Uta, ora hasta los caprichos debemos cumplirles. ¿Qué pasará cuando le pida a la madre un carro?

NÚMERO COMPARADOS

En la American Internation Toy Fair presentaron el JUGUETE MÁS CARO DEL MUNDO.
El carrito tiene dos mil 700 diamantes azules, rojos y blancos. Y cuesta la friolera de 140 mil dólares.
O sea unas: 140 iPads.

PARA PENSARLE
Estas vísperas, debería-mos recordar que muchos niños la pasan verdaderamente mal y ni siquiera superan la infancia debido a enfermedades, accidentes, malos tratos, esclavitud o abusos de todo tipo.

Sin embargo, algunos parecen haber empezado a cobrar venganza. Por ejemplo: Luke Woodham, el niño que amaba a Hitler. Este chavo sufrió mucho bullying hasta que la novia lo cortó y tronó literalmente: apuñaló a su madre.
Mató a su ex novia y a otra chica. Hirió a otros siete alumnos. Woodham explicó: ”Maté porque la gente como yo es maltratada cada día. He hecho esto para mostrar a la sociedad: abusen de no-sotros y contestaremos”.

LO CHIDO
Edmund Kemper tenía un IQ de 136 y comporta-mien-to sociópata. A los 15 baleó a sus abuelos. Y dijo que lo hizo ”sólo para saber qué se sentía”. Claro, esto no es chido.
Lo chido es que fue internado en el psiquiátrico estatal y llegó a convertirse en asistente de su psiquiatra, enterrando para siempre su oscuro pasado.

¿Qué tal Brenda Spencer que recibió un rifle como regalo de Navidad? Con él hirió a ocho alumnos y mató a dos profesores. Cuando la interrogaron sólo atinó a decir: ”Me chocan los lunes”.

---------------------------

Tomado de http://www.Publimetro.com.mx/

Con motivo de la celebración anual del Día del Niño en México 30-04-2012.

No hay comentarios.: