martes, marzo 26, 2013

Sana Publicidad

En algún momento fume, dos o cuatro cigarrillos al día, no lo hacia constantemente simplemente tuve curiosidad y aprendí a fumar. No lo considere un vicio como tal, no malgaste una fortuna ni mi cuerpo quedo expuesto al daño como si les ha pasado a otros fumadores consumados. Cada vez que tuve en mis manos alguna cajetilla pensaba en alguna frase publicitaria que hiciera entrar en razón a algún adolescente que quisiera fumarse una caja al día.

Recuerdo algunas:

-ahorra para las medicinas, las vas a necesitar.

-esta caja de cigarros es más cara que una entrada al cine.

-no dejes que un cigarrillo te quite el aliento, VIVE.

-la muerte llega naturalmente a cada ser humanó, con esta caja adelantarás su llegada.

-no te ves nada atractiva/o con un cigarro en la mano.

-si no tienes tantos años de vida como el nro. de cigarrillos de esta caja no tienes derecho a fumarte ninguno.

-con lo que cuestan varias cajas de cigarros podrías comprarte un libro o darte un regalo.

-tu suicidio está dentro, lento pero seguro.

No imagino que las grandes empresas de cigarros pudiera hacer que algo así pasara, pero sustituyendo el nombre creo que podría poner la misma frase en una lata de refresco de cualquier color o en todos aquellos productos que contienen aspartame, sodio o glutamato monosodico, sólo por nombrar algunos.

Los asuntos de la salud no se negocian.


domingo, marzo 24, 2013

En el mundo real

Mientras haya algo por aprender ninguna persona crecerá lo suficiente como para creerse el mas sabio de todos los seres humanos. Así que sigo aprendiendo aquí .