sábado, junio 08, 2013

Después de la Tierra/After Earth

Todo lo que aquí crece ha evolucionado para matar humanos. Sabes donde estamos?
No.
En la Tierra.


Subía por las escaleras hacia los asientos    numerados y me pareció haber entrado a un museo. Después de todo, la última película que vi (incompleta) fue The Croods y esa no cuenta. Tengo el tiempo suficiente de oxidación en mis ojos que están llenos de telarañas pero sólo hasta ayer viernes (7/6/13).

Varias app permiten descubrir el nombre de una canción, ayer en el cine cuando sonaba la banda sonora yo ni levantaba el teléfono, con la foto de este post es suficiente evidencia de que aparte de ir al cine la HERMOSA música de James Newton Howard me entretuvo mientras reflexionaba una idea:
Sí el tiempo que dura una película, su historia o argumento no me hacen reflexionar sobre cualquier cosa, ese film ni lo recomiendo.

En un tiempo futuro no muy lejano que se escribe justo ahora una nave espacial con una extraña carga y problemas técnicos debe buscar donde reabastecerse, luego de previas situaciones descontroladas y sabiendo de las advertencias que existen sobre el planeta más cercano, la tripulación encabeza por Reige (Will Smith) toma la decisión de aterrizar sin mucho éxito en la Tierra, que no es ni remotamente lo que es ahora pero podría llegar a darse la historia si no se cambia la forma en que, como seres humanos destruyeron  todo a su paso y la vida en la Tierra cambio completamente, todo lo que crece evoluciono para tratar al hombre de la misma forma hostil y despiadada en que trato al planeta, ahora no son (para nada) bienvenidos en el lugar que una vez fue el hogar del hombre. Ese no es el principal argumento, es el miedo o poder dominarlo para poder sobrevivir ahí mientras llega la ayuda y escapar de nuevo de la Tierra.

Por cierto, Will Smith escribió la historia, su hijo la protagoniza, su esposa la produce, M. Nigth Shyamalan la dirige y todo esto lo supe viendo los créditos finales.

5/5 sables de luz. Aunque no es una exitosa película para allá vamos sí no cambiamos nuestra visión sobre el planeta que por ahora nos acoge. 

No hay comentarios.: