viernes, junio 21, 2013

Solsticio de verano.

Tengo un ritual mañanero, al despertarme corro la cortina para ver el Sol, dejar entrar la luz y agradecerle a Dios por un nuevo día, que El me muestre la oportunidad que existe de mirar lo bueno y positivo de cada cosa, con TODO lo que eso implica;
días sin sol, nublado, con nubes, con cielo despejado, con neblina, con tanta prisa que no siempre le tomo al sol una foto diaria y con lluvia como el de hoy que inicia el solsticio de verano.

Justo en un día como el de hoy me tocó sacar la ropa térmica para mi niña Avril, con estos cambios tan bruscos de temperatura y recien iniciada la temporada de huracanes, vamos por la B de Barry, el calor que hace cuatro días marcaba 29 grados hoy se mantiene menos los 15 grados y lo menos que quiero es enfermarnos y con seguridad ya ha pasado.

Le envíe la foto del día de hoy a una amiga que vive en Arequipa, Perú y me respondió:

"Hola carola! Eres privilegiada que Dios te da la oportunidad de presenciar la naturaleza en su maxima expresión".

Eso es verdad, soy privilegiada, aunque cada día estoy más cerca de usar lentes aún puedo ver la naturaleza tan cambiante para seguir apreciando que los días seguirán existiendo aunque el sol no se vea, creo que ese es Dios que me sigue diciendo que aunque no lo pueda ver, El siempre estará presente. 
Algunas vez alguien me pregunto cuando hace más frío en México y yo respondí: en verano.
Los inviernos más fríos de México son los veranos.

No hay comentarios.: