viernes, abril 04, 2014

Yo tengo un sueño


"La sensatez puede ser recobrada…


 Por Laureano Márquez 

 Yo tengo un sueño… Sueño un país en el que la palabra “vida” sea un destino y no un azar.

Una tierra en la que salir una noche al cine sea un acto de liberación espiritual y no un riesgo. Yo tengo un sueño… Sueño un país en el que pensar distinto no me haga menos ser humano y donde los estudiantes estén leyéndoles poemas a sus novias tendidos en la grama de su campus y no tragando gases y viviendo cárceles. Un país en el que ser joven no sea un peligro.

Yo tengo un sueño… Sueño con calles que no me den miedo, con gente que no sea sospechosa, con plazas hermosas donde los ciudadanos se sienten a charlar frente a los últimos rayos vespertinos mientras los niños montan bicicleta, en vez de estar haciendo tres horas de cola a ver si consiguen dos litros de leche…

Yo tengo un sueño… Sueño mi país lleno de turistas que maravillados frente a nuestras bellezas, se vayan a sus casas hablando cosas buenas de nosotros y venga entonces más gente y los recibamos con amabilidad venezolana y que caminen seguros y se vayan con la certeza de que este es el lugar más hermoso del planeta…

Yo tengo un sueño… sueño con el discurso de los estudiantes convertido en futuro y esperanza, con el orgullo de sentir que, si esta sociedad los produjo así de hermosos, debe darles también la posibilidad de que esa inteligencia se vuelva destino…

Yo tengo un sueño… Sueño a mi hija enamorándose y casándose en esta tierra y dándome nietos con los cuales ir a ver una obra de teatro infantil en el parque del Este, en medio de pájaros, árboles y rostros que me sean familiares. Donde llegar a viejo no sea una tragedia, sino una razón adicional para una felicidad llena de respeto y seguridad.

Yo tengo un sueño… Sueño mañanas hermosas, despreocupadas, sin desayunos salpicados de angustia, donde uno tenga muchas cosas en que pensar más allá de la desazón de padecer un gobierno; un país en el que tenga la certeza de que quien conduce nuestros destinos trabaja para la construcción de algo parecido a eso que llaman el bien común, que democracia, justicia y libertad no son solo palabras de diccionarios especializados.

Yo tengo un sueño… Sueño con un país lleno de cines, teatros, cafés, flores en las calles, libros, muchos libros, mercados callejeros, tiendas de antigüedades, congresos de filosofía, concursos literarios, exposiciones dominicales, museos de arte, bibliotecas públicas, bautizos de novelas, recitarles de poemas… Yo tengo un sueño… Yo quiero volver a sentir que somos posibles, que esto no es más que una equivocación de la historia, que la sensatez puede ser recobrada…Yo tengo un sueño.

(Hasta Martín Luther King lo dijo en inglés, i have a dreams)

No hay comentarios.: