lunes, enero 26, 2015

InterStellar

Durante muchos años el cine nos ha acostumbrado a las duplas o tripletas de actores-directores o actores-directores-músicos quienes al juntarse a realizar una película se hace más fácil el éxito, aunque no siempre ha sido así sucede aun con innumerables películas con Steven Spielberg (director) John William (músico), o George Lucas, John William y Harrison Ford. 
Pasa ahora que cuando Crishtopher Nolan dirige una película mi costumbre no es solo verla una o dos veces, escucharla es imprescindible y he decidido que Hans Zimmer  sea mi Beethoven de esta época. 

Hans Zimmer divirtiéndose al piano junto a Nolan

Esta dupla que ya ha trabajado en películas como Batman con Chritian Bale, lleva ahora a la pantalla una historia que trasciende la vida y las fronteras del espacio de un hombre (Mathew MacConaghey) y un grupo de científicos a travez de Gargantua, un agujero de gusano, creyendo en un plan A que no  es para nada realizable, o eso nos dan a entender.

La fui a ver al cine 3 veces. El tecnicismo de Kip Thorne, físico teórico, quien ejerció como consultor científico y productor ejecutivo para la película hizo muy válido y accesibles sus conocimientos y explicaciones pero en mi caso no resolvió mi única duda: quien puso ese agujero de gusano ahí?. 

Es inevitable no hacer comparaciones con Contacto (quien también compre la música de Alan Silvestri) , historia original de Carl Sagan, en ese viaje y es InterStellar lo único verdaderamente tangible es que como civilización nunca estaremos solos.

5/5 Sables de Luz

No hay comentarios.: