martes, mayo 26, 2015

Violencia humanizada.


Un niño con miedo y necesidad de presencia segurizante es obligado a dormir en solitario, mientras que los adultos dormimos acompañados. 


Nos parece lógico y respetable que un adulto decida no compartir su celular, computadora o su carro. Al niño que no quiera prestar su juguete lo obligamos. 


Provocar dolor a un niño para redirigir su conducta se llama castigo. Si quien detenta autoridad hace lo mismo a un adulto se llama tortura. 


¿Por qué cuando se trata de niños justificamos, naturalizamos y sistematizamos la violencia y el abuso? 


Berna Iskandar

@conocemimundo Instagram 

No hay comentarios.: