miércoles, junio 17, 2015

Viagra para las mujeres.

Expertos del ente regulador de alimentos y medicinas de Estados Unidos recomendaron aprobar el uso de la pastilla Flibanserina para combatir la baja libido en las mujeres. Sin embargo, si se autoriza, el medicamento no estará disponible para cualquiera, al menos al principio. Acá las explicaciones. 


Una pastilla rosada ya está lista para meterse en la cama y convertirse en el aliado farmacológico que ayude a contrarrestar el bajo deseo sexual femenino,  pues un panel de expertos de la Food And Drug Administration -ente regulador de alimentos y medicinas de Estados Unidos-  acaba de dar luz verde a la aprobación del medicamento, aunque con varias restricciones. 

Según reportó el diario The Guardian, el comité de especialistas de salud de la FDA votó a favor de darle el sí a la comercialización de la droga Flibanserina, siempre y cuando el laboratorio patrocinante desarrolle un plan para limitar los riesgos asociados a su uso, incluyendo su venta limitada.

"La Flibanserina no actúa de la misma forma en que lo hace la Viagra, la cual incrementa la circulación sanguínea, una función biológica simple. La Flibanserina, que fue inicialmente estudiada como un antidepresivo, cambia directamente la química cerebral", se lee en un artículo publicado en www.theguardian.com, en el que se mencionan como efectos secundarios los desmayos, disminución de la presión sanguínea y fatiga, los cuales fueron reportados muy eventualmente entre más de 11.000 mujeres participantes de  las pruebas experimentales  en las que se demostró la eficacia de la droga para tratar el bajo deseo sexual en ciertas condiciones.

De hecho,  el panel de la FDA  dejó claramente establecido que el consumo de esta pastilla sólo deberá ser autorizado bajo estricta prescripción médica para aquellas mujeres que cumplan los siguientes requisitos:

-Ser premenopáusicas
-Haber  sido diagnosticadas con el Síndrome de Deseo Sexual Hipoactivo (HSDD por sus siglas en inglés), o lo que es lo mismo, bajo deseo sexual asociado a los desórdenes hormonales propios de la cercanía de la menopausia.
-No estar embarazadas o amamantando
-No sufrir insuficiencia o problemas hepáticos

"La Flibanserina no ha demostrado ser segura ni efectiva para el tratamiento de otras formas de disfunción sexual femenina", se lee en un extracto del informe del comité de expertos de la FDA disponible en www.fda.gov  en el que se menciona que el tratamiento con la pastilla es de dosis diaria, debe tomarse antes de dormir por el decaimiento que ocasiona y suspenderse si la usuaria no observa ninguna mejoría después de 12 semanas de ingesta.

En Estados Unidos, la aprobación de esta droga ha estado precedida por una intensa campaña de organizaciones femeninas que han pujado para hacer posible su disponibilidad, acusando a las instituciones regulatorias de "discriminación de género".

"El año pasado la jefa interina del departamento de psiquiatría y ciencias neuro conductuales de la Universidad de Virginia aseguró que la FDA necesitaba superar su problema de sexismo institucional" se lee en el reportaje de The Guardian, en el que se también se cita la respuesta ofrecida por una vocera  del organismo:

"La responsabilidad de la FDA es sopesar los riesgos y beneficios de los productos sin hacer distinción entre unos y otros. Y no creo que en este caso haya actuado de modo diferente al de otros".

Haya habido o no sexismo científico o burocrático, una cosa está clara: las mujeres tuvieron que esperar casi dos décadas para que la industria farmacéutica diera con una respuesta a sus problemas de disfunción sexual, pues la "viagra femenina" llegará al mercado 17 años después que lo hizo su par dirigida al público masculino, disponible en los anaqueles desde 1998.

Si desea leer el reporte original de los expertos de la FDA sobre este tema (en inglés), haga clic en el siguiente link:  www.fda.gov;

Fuente: The Guardian

No hay comentarios.: