domingo, enero 17, 2016

Robots esclavos.


Nuestro juguete de adultos es el smartphone, (iPads, laptops) a través de el hemos creado un vínculo ficticio de relaciones superficiales con el exterior, creemos que hay amor, bondad, cariño y comprencion. Si nos roban, si se pierde o desaparece el juguete creamos una pataleta o compramos otro para que ese vínculo ficticio siga existiendo, lo que realmente no aceptamos es la máscara que nos ofrece el smartphone para no enfrentar ni nuestros pensamientos ni nuestras emociones. 
No hay vínculos afectivos posibles, es una era de negarnos, no de darnos a los demás, no nos damos ni a nosotros mismos.
No hay que esperar que el tiempo de los robots llegue a nosotros, somos robots buscando a otros robots para hacernos compañía. 

CHL

No hay comentarios.: