martes, febrero 23, 2016

En el pecho, a la izquierda.


He caminado tantas veces por ese piso, he llorado como niña, me he llenado de una inagotable nostalgia, las despedidas y los abrazos se vuelven interminables y honestamente en ninguna ocasión me he atrevido a despedirme y menos para siempre.
Eso es algo que no hará ningún venezolano, no importa el suelo en el que hayamos encontrado el progreso, los gobiernos son momentáneos, #Venezuela es para siempre. 
Volver y no de vacaciones, esa es mi esperanza que nadie podrá arrebatarme.

"Si alguien nos llega a preguntar dónde queda Venezuela, la respuesta es muy simple, en el pecho a la izquierda".

No hay comentarios.: