martes, febrero 09, 2016

Hacia la libertad o la muerte...

Con la playa sola e ingrima al fondo me sorprendió ver las huellas que las pequeñas tortugas dejaron en la arena, vi unas aves volar muy bajo en la orilla, como peleándose por algo, levante la vista y vi, algo oscuro y muy pequeño estaba entrando con el mar en contra, corrí, las aves no se alejaron mucho del lugar y me di cuenta que se peleaban por una tortuga marina que recién salía del huevo y cómo pudo se abría paso en las aguas.

Llore...

Me tape la boca de pura emoción, me limpie las lágrimas mientras bautizaba de "hijas de puta" a todas esas aves, el mar me llegaba más arriba de mis rodillas pero sentía que algo estaba mal, comencé a notar unas pequeñas aletas que sobresalían del mar muy a la orilla, fije muy bien la vista y mi sorpresa de ver aquella tortuga desapareció, no era una, eran 8 mantarrayas que esperaban a ver si otras tortugas emprendía su viaje hacia el mar, hacia la libertad o la muerte.

Esto me paso hoy, aquí en Acapulco, México.





Y escribo esto, unas horas después acostada en la comodidad de una cama de un resort y vuelvo a llorar, pensando o más bien esperando y deseando que aquella tortuguita siga con vida y se haya alejado lo más que haya podido de aquí.





No hay comentarios.: