lunes, febrero 27, 2017

Sufrimiento

Miedo al miedo.


Es posible que nada te cause tantos sufrimientos como tu miedo a sufrir.

  • Por temor a sufrir tu soledad, sufres el tormento de una mala compañía.
  • Por temor a sufrir el corte de una relación, sufres por años el infierno de una mala pareja.
  • Por temor a sufrir el peso de las responsabilidades del adulto, sufres de por vida el pesar de obrar como un niño inválido.
  • Por temor a sufrir a causa de tus errores, sufres las consecuencias del terrible error de no comprometerse ni jugarse nunca.
  • Por temor a sufrir el rechazo de los otros, sufres en tu soledad y tu aislamiento sin salir nunca hacia su encuentro.
  • Por temor a sufrir el que alguien no te quiera, sufres por comportarte tan huidizo o posesivamente, que logras que todos huyan y te dejen solo.
  • Por temor a sufrir una relación sexual no bien lograda, sufres por años la castración de una impotencia impuesta.
  • Por temor a sufrir en el infierno, sufres un infierno anticipado impidiéndote vivir en plenitud y libertad.
  • Por temor a sufrir el fracasar en tu empresa, sufres el terrible fracaso de no emprender ninguna.
  • Por temor a sufrir el verte sin dinero, sufres por no disfrutar del dinero que hoy tienes.
  • Por temor de sufrir porque tu hijo de un mal paso, sufres la pena de verlo sobreprotegido e inmaduro, incapaz de dar un paso.
  • Por temor a sufrir la pérdida del hijo cuando crece, sufres por verlo a tu lado fracasado.
  • Por temor a sufrir la despedida de tus muertos, sufres el dolor interminable de las muertes no aceptadas.


El temor sano al sufrimiento es una señal de alarma que suena a tiempo para que evites el dolor innecesario, el temor enfermo al sufrimiento es una alarma que suena siempre, te impide vivir y te causa sufrimientos evitables.

  • Que tu mirada sea mirada clara, sea mirada que transparenta el alma..
  • Que tu sonrisa sea sonrisa ancha fuerza que surja de adentro ganas que se contagian, buen humor que de sentido al quehacer de tu jornada...
  • Que tus palabras sean valientes palabras que no oculten la verdad y no teman proclamarla, que sean la voz de aquellos que ya no pueden alzarla..
(Anónimo)

martes, febrero 14, 2017

Hablando de amor

El amor empieza por mi, se llama amor propio. 

Mejorar nuestra relación con nosotros mismos al punto de amarnos y ser nuestros mejores amigos, lleva pasos que si se cumplen cabalmente, lograremos ganar no sólo una buena relación con nosotros sino también muchísima salud mental. Esos pasos son:

1.- Ponte en el primer lugar. Deja de sacrificarte, el amor no es sacrificio. Para poder ayudar a otros a cumplir sus necesidades, es necesario que primero cumplas las tuyas. No es egoísmo, es ser consciente y responsable.
2.- Deja de anularte. Tu opinión importa, presta atención a ti, a lo que sientes y piensas.
3.- Respeta tus deseos. No te obligues a hacer lo que no deseas hacer, tus deseos importan, y deben ser escuchados.
4.- Suelta la necesidad de juzgarte. Eres una persona, está permitido cometer errores, de ellos aprendes y ganas sabiduría.
5.- Basta de culpas. Comienza a responsabilizarte de lo que generas de tus decisiones. Crea acciones para generar cambios.
6.- Perdonate, todos cometemos errores.
7.- Sigue soñando. Nunca sueltes tus deseos por una vida mejor. La mereces.
8.- Anhela cada dia ser mejor pero disfrutando quien eres hoy. Vive desde el aquí y el ahora, ya que la vida es hoy.

Llevar una buena relación con nosotros mismos puede costar, pero no es imposible ni complicado. Exige mucha responsabilidad, amor propio y determinación por ganar salud mental. 


Tomado de Instagram 
#SoyHumanologo

domingo, febrero 05, 2017

El amor sana.


Y llega la noche 
para hacerle compañía 
al desamor y la guinda? 
La soledad impuesta... 
mala junta, muy mala. 

La noche volverá justa 
y exacta a parir el deseo 
de un mejor mañana. 

De amor nadie se muere,
 solo se aprende a sanar el alma.

viernes, febrero 03, 2017